Lengua de Signos

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

Lengua de Signos

La Lengua de Signos es la lengua natural de las personas sordas si bien son usuarias de la misma tanto personas sordas como oyentes. Es un idioma cuyo canal de expresión es el gesto-viso-espacial y por ello supone un cambio con respecto a todas las lenguas orales, que usan el canal vocal-auditivo. Este canal gesto-viso-espacial puede ser táctil para el caso de personas sordociegas.

 

Hola en lengua de signos

En todo lo que concierne a una lengua (gramática, poesía, cuentos, distintas expresiones literarias y/o lingüísticas) la Lengua de Signos posee todas las características para considerarla con el mismo estatus con el que gozan las lenguas orales.

Es importante destacar, que la Lengua de Signos no es un idioma universal, sino que cada país (puede que uno tenga más de una Lengua de Signos, como es el caso de España o que dos países compartan una Lengua de Signos) tiene una Lengua propia utilizada por personas sordas y oyentes que la aprenden y/o adquieren. Así pues, en España contamos con el reconocimiento oficial (por la ley 27/2007 de 23 de octubre) de la Lengua de Signos Española (LSE) y la Lengua de Signos Catalana (LSC).

Desde el Ayuntamiento de Logroño, además de la colaboración que se mantiene con la Asociación de Personas Sordas de La Rioja para proveer de intérpretes a toda persona sorda que lo necesite, se puso en marcha un servicio en noviembre de 2014 cuyo objetivo, entre otros, es implantar la Lengua de Signos Española en diversos ámbitos municipales, siendo la web municipal uno de los espacios donde se pretenden adaptar los contenidos a LSE y así alcanzar en ésta un mayor nivel de accesibilidad.