Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento de Logroño apostará por una auténtica política en materia de Vivienda

20
Jul
2020
Panorámica logroño

La actual Oficina Municipal de Vivienda va a ser remodelada y sus funciones se incluirán en la nueva Oficina de Regeneración Urbana y en el IRVI en cumplimiento del convenio alcanzado por ambas instituciones en 2012.

Desde la llegada de este equipo de gobierno, se ha venido trabajando en el establecimiento de una verdadera política de vivienda, algo que fue abandonado en 2012 tras un convenio con el Instituto de Vivienda de La Rioja. Desde aquel año 2012 las funciones de la Oficina Municipal de Vivienda se centraban principalmente en la gestión de las ayudas para la Inspección Técnica de Edificios, y en menor medida, para labores de asesoramiento al ciudadano que ya realiza el IRVI. Desde el año 2002 la Oficina Municipal estaba subcontratada y se gestionaba por Arca Consortium desde el 2016.

Las conversaciones llevadas a cabo entre el Ayuntamiento de Logroño y el IRVI se han enfocado en mejorar la gestión eficiente de los recursos y no duplicar los servicios que ofrecen ambas administraciones. El objetivo es llevar a término el convenio firmado en 2012 y actualizarlo a la situación actual de las familias logroñesas con el fomento de la vivienda en alquiler.

La Oficina Municipal de la Vivienda –que ha sido gestionada por varias empresas– se creó en el año 2002 para, entre otras funciones, crear una bolsa de alquiler y realizar asesoramiento al ciudadano en materia de vivienda. Hasta el año 2011 estuvo gestionada por una fundación y a partir de 2012 el Ayuntamiento contrató a empresas privadas para su gestión. En 2012 se firmó un convenio con el IRVI para evitar duplicidades y la Oficina de la Vivienda dejó de ofrecer el servicio de intermediación sobre alquiler, conocido como bolsa de alquiler, y se convirtió en un servicio de asesoramiento. Eso cambió un año después cuando el Ayuntamiento tuvo que implantar un nuevo sistema de inspección del parque de edificación denominado ITE, cuya parte administrativa se encomendó a esta oficina. A partir del 1 de septiembre de este año, la Oficina se cerrará definitivamente pasando sus labores a ser realizadas por funcionarios de la Oficina de Regeneración Urbana y Vivienda en la cuestión de las ITE y por el IRVI en las labores de asesoramiento sobre vivienda.

Por otra parte, se ha evaluado la situación del patrimonio inmobiliario del Ayuntamiento y se ha descubierto la existencia de 100 viviendas de propiedad municipal sin utilizar desde hace años. De estas destacan un grupo de 30 viviendas que se encuentran sin estrenar, para entrar a vivir, especialmente en los sectores o barrios de nueva creación en los últimos años. El objetivo de este equipo de gobierno es poder sacar este parque de vivienda porque una buena gestión de los espacios municipales es ponerlos en uso y no tenerlos cerrados.

La política de vivienda municipal se coordinará con la del IRVI y se va a integrar en la nueva Dirección General de Arquitectura, Regeneración Urbana y Vivienda. El objetivo es conseguir un conjunto de iniciativas que fomenten la rehabilitación con una nueva base de ayudas que se darán a conocer en las próximas semanas, y avanzar hacia el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda para colectivos vulnerables, jóvenes y, en conjunto, a la sociedad logroñesa.