Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

Hoy se cumplen 125 años de la inauguración del monumento ecuestre a Espartero en el Paseo del Espolón

23
Sep
2020
Alcalde y concejal de Patrimonio_125 aniv

Las obras comenzaron el 27 de febrero de 1872 y fue inaugurado, después de sufrir varias paralizaciones, el 23 de septiembre de 1895.

El monumento ecuestre al general Espartero, ubicado en el Paseo del Espolón, cumple hoy 125 años desde su inauguración el 23 de septiembre de 1895.

Un proyecto que tardó en ver la luz, pues sufriría varios vaivenes desde que surgiera la primera idea por parte del Ayuntamiento de Logroño, en 1840; se pusiera la primera piedra, el día 27 de febrero de 1872, fecha de cumpleaños del general Espartero; y se finalizasen las obras, en 1895, en el Paseo del Espolón, por aquel entonces Paseo de las Delicias.

“Nos encontramos en uno de los lugares más emblemáticos de Logroño, a los pies del monumento a Baldomero Espartero, político y militar fundamental en la Historia de España del siglo XIX. Logroñés de adopción tras contraer matrimonio con Jacinta Martínez de Sicilia, lo sentimos como alguien más de la historia de nuestra ciudad. Aquí residió, en lo que hoy es el Museo de La Rioja; aquí tuvo una gran vinculación con la cultura del vino, gracias a sus instalaciones de producción de la calle Ruavieja; y aquí descansa, en la cabecera de la Concatedral de Santa María de la Redonda”, ha destacado Pablo Hermoso de Mendoza, alcalde de Logroño.

La idea inicial, plasmada en boceto en 1871, poco o nada tiene que ver con la que hoy podemos contemplar hoy en día. La estatua ecuestre, realizada en bronce, finalmente vio la luz gracias a una suscripción popular que recaudó 57.775,55 pesetas, aunque el coste final, según las fuentes de la época, ascendiese a algo más de cien mil pesetas.

En 1995, en el marco del Noveno Centenario del Fuero de Logroño, el conjunto sufrió una profunda restauración y remodelación en la que, entre otras cosas, se conservaron los leones, la forma troncopiramidal del pedestal, se aumentó el tamaño y la altura del conjunto y se transformó en una magnífica fuente, uno de los símbolos más reconocibles Logroño en el exterior. “Como curiosidad, se ha descubierto un proyecto anterior que incluía una columna más pequeña coronada por un globo terráqueo y de la que se ha sabido gracias al trabajo del Archivo Municipal”, ha señalado Adrián Calonge, concejal de Patrimonio y Centro Histórico.

La estatua del general Baldomero Espartero a caballo, copia idealizada del original que se encuentra en Madrid, es obra del Pablo Gibert, quien presenta al militar montado a caballo, con uniforme de gala y mirando hacia el norte de la ciudad y el río Ebro.

Fundida en los talleres de José Comás y Blanch de Barcelona y con un peso de más de once toneladas en su conjunto, estamos ante una obra figurativa e idealizada del regente durante la minoría de edad de Isabel II, que también fue Príncipe de Vergara, Duque de la Victoria, Conde de Luchana y Vizconde de Banderas. “Este conjunto escultórico está vivo y así lo demuestra la restauración de 1918, la instalación de la fuente en 1962, la rehabilitación de 1995 o el gran cambio de todo el Paseo del Espolón, incluido el pedestal de la escultura, que se inauguró en 1998. Una estatua de la que se han ocupado todas las corporaciones municipales para cuidar de este símbolo de nuestra ciudad”, ha añadido Adrián Calonge, concejal de Patrimonio y Centro Histórico.