Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento de Logroño participa en la Cumbre Mundial del Clima COP25

11
Dec
2019

El Ayuntamiento de Logroño participa esta tarde en la Cumbre Mundial del Clima COP25, que del 2 al 13 de diciembre reúne en Madrid (IFEMA) a más de 25.000 representantes de 200 países para alcanzar acuerdos y compromisos entre naciones y combatir los efectos del cambio climático.

El Consistorio logroñés presenta esta tarde su modelo de desarrollo urbano como caso de éxito, que se basa en la aplicación de dos conceptos clave: la densidad y la compacidad. El primer término indica el número de ciudadanos que habitan un área urbanizada determinada; mientras que el segundo hace referencia a evitar el crecimiento disperso y la fragmentación de la ciudad para facilitar la movilidad.

Ambos conceptos ofrecen beneficios tangibles para la sostenibilidad ambiental, económica y social; no conllevan cambios tecnológicos o grandes inversiones; reducen las distancias de la movilidad; y favorecen una mayor eficiencia de los servicios urbanos y la preservación del entorno natural.

Con una población de más de 150.000 habitantes, Logroño representa un claro ejemplo de cómo a través de la planificación urbanística se puede mitigar el cambio climático. En este sentido, el Ayuntamiento de la ciudad, a través de los sucesivos planes urbanísticos, lleva más de cuatro décadas trabajando para mantener una urbe densa y compacta. Por supuesto, en los años 80 no se hablaba todavía de cambio climático, pero sí existía una conciencia clara de que este modelo de crecimiento presentaba ventajas evidentes para hacer los servicios urbanos más eficientes e impedir el alejamiento de las diferentes partes del tejido urbano.

El resultado, en comparación con otras ciudades españolas con una población similar, es que Logroño ha experimentado un crecimiento relativamente denso y compacto, lo que permite, principalmente, reducir la distancia entre sus diferentes áreas, tal y como refrendan los menos de 5 kilómetros que hay entre los barrios residenciales de la ciudad más alejados entre sí.

Así, a modo de ejemplo, si consideramos la Gran Vía Juan Carlos I como centro de la ciudad, el 86% de la población reside a menos de 1,5 kilómetros de esta arteria, lo que se traduce en 20 minutos caminando. Así, Logroño es una ciudad de peatones, con un menor peso del coche: el 58,4% de los trayectos se realizan a pie y el 2,1% en bicicleta; frente a otros medios de transporte como el propio coche (27,4%), el autobús (9,1%), la motocicleta (0,8%) u medios alternativos (2,1%).

La intervención del Ayuntamiento de Logroño tendrá lugar a las 16:00 horas en el stand de la Federación Española de Municipios y Provincias, ubicado en la llamada ‘Zona Verde’, un espacio en la COP25 para que la sociedad y las instituciones puedan expresarse de forma interactiva, participativa e inclusiva generando contenido respecto de la acción climática y fomentar así el diálogo, la sensibilización y la toma de decisiones compartidas.