Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento de Logroño recordará la memoria de las personas que fueron asesinadas en la tapia del cementerio durante el verano de 1936

19
Nov
2020
thumbnail_IMG_1647

El Ayuntamiento de Logroño recordará la memoria de las más de 400 personas que fueron asesinadas en Logroño y La Rioja durante el verano de 1936 con la colocación de una placa, un monolito y la disposición de un espacio abierto a la memoria histórica.

Es uno de los acuerdos a los que ha llegado el Equipo de Gobierno, a través de los concejales Iván Reinares y Kilian Cruz, en el último encuentro que han mantenido con miembros de la asociación La Barranca.

Los asesinados entre julio y diciembre de 1936 fueron casi 2.000 en La Rioja, de los cuales más de 400 fueron enterrados en el cementerio de Logroño.

El Ayuntamiento de Logroño también ha atendido la petición de La Barranca para colocar en el edificio del Consistorio un busto de Basilio Gurrea, alcalde republicano de Logroño desde 1932 hasta 1934, hasta que fue suspendido de su cargo. Después fue repuesto en febrero de 1936 –como alcalde constitucional– hasta su dimisión en julio de ese año y su posterior asesinato. Esta petición fue aprobada en el Pleno municipal del 15 de febrero de 2011, pero no se ha llevado a cabo.