Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El actor riojano Nacho Guerreros llega al Teatro Bretón con la obra ‘Juguetes rotos’, una profunda reflexión sobre la identidad sexual y de género

21
Nov
2019
20191121'Juguetes Rotos_Nacho Guerreros_2

El director del Teatro Bretón, Jorge Quirante, y el actor riojano, Nacho Guerrero, han presentado esta mañana el espectáculo ‘Juguetes rotos’, que se representará mañana, viernes 22 de noviembre, a las 20:30 horas, en el marco del 40.º Festival de Teatro de Logroño.

Bajo la dirección de Carolina Román, también autora de la obra, ‘Juguetes rotos’ realiza una profunda reflexión sobre la identidad sexual y de género, centrada particularmente en las décadas de los 60 y 70 como contrapunto del presente.

El actor principal y productor de ‘Juguetes rotos’, el riojano Nacho Guerreros (portero de la comunidad de vecinos en la popular serie de televisión ‘La que se avecina’) se mete en la piel de Mario, un transexual que, en un contexto sumamente adverso como es la España franquista, recibe una llamada que le cambiará la vida para siempre. La noticia genera un viaje al pasado del que el protagonista nos hace testigos, desenterrando recuerdos y exponiéndolos para reconstruir una vida marcada por la dualidad, pues Mario, que pertenece a una familia conservadora de un pueblo rural, nació niño pero se siente niña.

Todos creen que Mario es libre, salvo él mismo, pues vive encerrado en una vida que no quiere, en un cuerpo que le pide cambios, en una sociedad que aún no está preparada para muchas cosas y que, por eso, crea demasiados juguetes rotos que no sabe reparar.

Escapar de esta prisión interna y lidiar con el sentir de una sociedad que no comprende ni quiere entender se convierte en la línea de este montaje sobre las identidades sexuales, sus derechos y el bullying, que, desgraciadamente, se encuentra en plena actualidad.

La obra está construida sobre dos pilares: el trabajo de Nacho Guerreros, que casi sin abandonar el escenario durante toda la función va presentando la transformación progresiva de Mario, con sus dudas y sus anhelos; y el de Kike Guaza, que interpreta a diferentes personajes en el entorno de la protagonista, entre ellos a Dorín, una artista transexual admiradora de las grandes vedettes del París de la época. Entre ambos tejen breves episodios en una vida de ficción que se nutre también de historias y relatos de varias personas reales.

La representación tendrá una duración de aproximadamente 1 hora y 20 minutos y no tendrá entreacto. Las localidades se pueden adquirir, desde 10 euros, en la página web del Teatro Bretón (www.teatrobreton.org).