Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

Esta tarde se empieza a crear el mural colaborativo en reconocimiento de las víctimas de violencia machista

21
Nov
2019

Esta tarde, de 17 a 19 horas, tiene lugar el primero de los cinco talleres de creación artística que se van a llevar a cabo a lo largo de cuatro días para elaborar el Mural colaborativo, que ocupará una pared ubicada en la calle General Urrutia (al lado de la Comandancia), en reconocimiento de las mujeres, hijos e hijas víctimas de violencia machista.

La finalidad de esta actuación colaborativa, a la que se invita a participar a toda la ciudadanía, “es que sirva para reflexionar, sensibilizar y concienciar a la ciudadanía sobre el alcance y gravedad de la violencia contra las mujeres”, según la concejala de Igualdad y Convivencia, Eva Tobías Olarte.

Esta intervención promovida por la concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Logroño, estará coordinada por Erika León de la Asociación artística Complot, y se prolongará durante el viernes 22 (de 11 a 13 horas), sábado 23 (de 17 a 19 horas) y el lunes 25 (de 11 a 13 horas y de 17 a 19 horas). El mural que resulte de esta acción colaborativa se inaugurará el 28 de noviembre a las 12 horas.

El taller de mañana viernes contará con la asistencia, a partir de las 12 horas, del alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, la concejala de Igualdad y Convivencia, Eva Tobías Olarte y niños y niñas de tercero de Primaria del Colegio Navarrete el Mudo.

En la creación de este mural participarán colectivos, colegios y asociaciones entre las que ya han confirmado su asistencia Apir, Cruz Roja, Fundación Diagrama, Fundación Pioneros, el Colegio Navarrete el Mudo, Instituto Batalla de Clavijo, Asprodema y Asociación Mundo inmigración, entre otros.

En el mural se utilizarán los colores del arcoíris y tendrá tres partes. La base representará simbólicamente a las mujeres a través de círculos o semillas de diferentes colores. Estas semillas reciben unas gotas de lluvia, que representan a esas personas que están al lado de la víctima, les ayudan con palabras de refuerzo y les trasmiten la energía suficiente para dar el paso de cambio de vida. Del centro del mural resurgirán unas flores ocupando con fuerza su espacio, mientras que en la zona de la derecha, saldrán siete líneas horizontales, a modo de caminos, los que hay que recorrer para seguir adelante. En ellos la ciudadanía podrá incorporar también mensajes y eslóganes reivindicativos que inviten a la reflexión y sirvan de apoyo a las víctimas de la violencia machista.