Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

La Policía Local encuentra muertos por inanición a un perro y un gato, abandonados en un piso alquilado

06
feb
2020

La Policía Local de Logroño ha tramitado diligencias penales contra la propietaria de un perro y un gato por presunta comisión de un delito de maltrato animal. Tras recibir una llamada donde algunos vecinos de un inmueble del Casco Antiguo logroñés daban cuenta del fuerte olor procedente de una vivienda de alquiler en la que vivía una joven con sus animales de compañía, los agentes de la Policía entraron en la vivienda y hallaron un perro y un gato muertos por inanición.

El pasado lunes, la Policía Local de Logroño recibió una llamada de algunos vecinos que informaban del mal olor procedente de una vivienda donde hasta hace unas semanas vivía una joven con algunos animales. En un primer momento, los agentes intentaron contactar con la inquilina sin éxito. Ante el temor de que pudiera haberle ocurrido algo y que ésta estuviera en el interior de la vivienda, accedieron a la vivienda y hallaron, entre gran cantidad de excrementos, un perro y un gato muertos por inanición.

Denunciada una persona por falsedad documental al utilizar la tarjeta de estacionamiento para discapacitados de otra

La Policía Local de Logroño denunció el pasado fin de semana a una persona por estacionar en la plaza destinada a personas discapacitadas con la tarjeta de otra persona. Durante el pasado año, los agentes retiraron y denunciaron por este mismo motivo a un total de 25 personas, con la consiguiente retirada del mismo número de tarjetas.

En este sentido, la Policía Local recuerda que el uso de tarjetas de estacionamiento de personas con discapacidad sin serlo, con la intención de aparcar en los estacionamientos destinados a estas personas, es constitutivo de delito de falsedad documental.

Según fuentes policiales, se ha detectado desde hace tiempo como las personas sorprendidas en este tipo de delitos consideran que esta conducta es una infracción menor y que en caso de ser sorprendidos apenas supondrá una multa administrativa.

Las conductas más frecuentes son manipular o usar fotocopia en color de la tarjeta de otra persona, usar la tarjeta de otra persona discapacitada sin serlo o utilizar el documento de una persona fallecida.

La Policía Local recuerda que estas tarjetas son personales e intransferibles y que la persona discapacitada debe circular en el vehículo que la porte para poder hacer uso de la plaza de aparcamiento. Así, este tipo de conductas, aunque simplemente sea el uso de la tarjeta de otra persona sin llegar a manipularla o copiarla, además de constituir infracción administrativa por estacionar en lugares reservados para personas con discapacidad, también supone la comisión de un delito penal de falsedad documental.