Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Pleno del Ayuntamiento de Logroño aprueba la modificación presupuestaria para hacer frente a las medidas sociales y económicas para paliar las consecuencias del Covid-19

07
may
2020

El Pleno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado por unanimidad el expediente de modificación presupuestaria por suplementos de crédito para hacer frente a las medidas sociales y económicas para paliar las consecuencias del Covid-19.En total, 650.000 euros.

La concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos, ha afirmado que es la primera revisión del presupuesto con motivo del Covid-19 que ha aprobado hoy el Pleno ordinario del mes de mayo.

Se trata de unas acciones “consensuadas con los sectores”, tal y como ha explicado Esmeralda Campos. En este sentido, ha detallado el Plan de Impulso al Comercio. Por ello, se destinará 250.000 euros para el ‘Bono-compra’ comercial, con el objetivo de incentivar la compra y el consumo en el comercio local de Logroño, cantidad que beneficiará tanto al comerciante local como a las familias logroñesas, y seguro que estimulará la compra en establecimientos de la ciudad.

Además, ha detallado las bases reguladoras y la convocatoria para la concesión de subvenciones −dentro del área del comercio, el comercio minorista y la artesanía− a entidades sin ánimo de lucro como asociaciones de comerciantes, federaciones de empresarios de comercio minorista y asociaciones de artesanos para la promoción y dinamización del comercio local.

Esta convocatoria cuenta con un presupuesto de 110.000 euros, de los cuales 80.000 euros irán destinados a subvenciones zonales y 30.000 euros a subvenciones gremiales.

Mediante este programa de subvenciones se pretende fomentar programas y acciones que lleven a cabo las entidades anteriormente citadas que estén centradas en promover y potenciar la dinamización, el desarrollo económico y las relaciones entre los comerciantes y los consumidores, con el fin de una mayor participación y desarrollo económico de Logroño.

Estas medidas se suman a otras ya anunciadas como el apoyo al mantenimiento del empleo en la pyme logroñesa (comercio, cultural, hostelería y turismo, construcción y demás sectores económicos afectados por la crisis sanitaria del Covid-19).

Las ayudas a la creación de empresas fueron sustituidas por una línea de apoyo y ayuda a las pymes existentes antes de la declaración del estado de alarma para el mantenimiento del empleo y su activación económica.

El Ayuntamiento de Logroño destinará un millón de euros, en los 6 meses siguientes al levantamiento del estado de alarma, para ayudas dirigidas al mantenimiento de la actividad, del empleo y al apoyo de gastos como alquiler, pagos a proveedores, impuestos, cuotas de autónomos y el sostenimiento de créditos.

El Pleno ordinario del mes de mayo ha comenzado con unas palabras del presidente, Francisco Javier Pérez Diego, dirigidas a la ciudadanía y trasladar su agradecimiento por su actitud responsable durante este estado de alarma. “No podemos bajar la guardia, no debemos hacerlo, por eso también quiero hacer un llamamiento a la prudencia ahora que a través de estas fases de alivio del confinamiento podemos salir a la calle”, ha dicho.

Ha querido mostrar su agradecimiento y reconocimiento al personal sanitario, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Bomberos, personal de Servicios Sociales y Protección Civil y todas aquellas personas que trabajan para que Logroño siga con su día a día, “con esta cotidianidad que no debió perder nunca”, ha afirmado.

Ha concluido apelando a los responsables públicos. “Estamos obligados, nosotros, los que conformamos este plenario, a llegar a acuerdos, a apelar al consenso, para salir adelante y no dejar a nadie atrás. Estamos aquí para ello, para resolver los problemas de la gente, les pido no olvidarlo. Y también les pido, y con esto termino, la responsabilidad suficiente en el ejercicio de su trabajo para representar a nuestra sociedad, que es plural, diferente y quiere verse reflejada en unos representantes públicos capaces de dejar los ruidos y los desencuentros para llegar a acuerdos en beneficio de todos y todas”. Tras las palabras, todos los miembros del Pleno han guardado un minuto de silencio.