Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento de Logroño pone en marcha las medidas para duplicar la anchura de aceras en la calle Gonzalo de Berceo

07
may
2020

El Ayuntamiento de Logroño ha iniciado esta semana las medidas para adecuar el espacio urbano con el fin de garantizar el cumplimiento de la distancia de seguridad que conlleva la actual emergencia sanitaria. Las primeras actuaciones se están llevando a cabo en la calle República Argentina y en la calle Gonzalo de Berceo, en las que se gana espacio peatonal.

La intervención en la calle Gonzalo de Berceo incluye, principalmente, la reducción del espacio para la circulación rodada con el fin de posibilitar la ampliación del espacio para uso peatonal. Se acomete de diferentes formas, según tramos:

Tramo entre Gran Vía y c/ Ramiro de Velasco

Se mantiene un carril de circulación en cada sentido de circulación y se reduce la anchura de estos. Asimismo, se amplía el espacio para los peatones, en ambas aceras y se mantiene la banda norte de aparcamiento, donde se ubicarán los contenedores, la reserva de espacio para carga y descarga y las plazas para personas con movilidad reducida.

Tramo entre Ramiro de Velasco y c/ Poniente

En este caso se mantienen los dos aparcamientos y se amplía el espacio para peatones en el margen norte.

Tramo entre la calle Poniente y c/ Carmen Medrano

Se mantiene un carril de circulación en cada sentido de circulación y se reduce la anchura de estos; se amplía el espacio para los peatones en ambas aceras y se mantiene la banda sur de aparcamiento, donde se ubicarán los contenedores y la reserva de espacio para plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida.

Las medidas anunciadas por el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, son “provisionales, progresivas, reversibles y rápidas de ejecutar” y pasan por ganar espacio peatonal en las calles Gonzalo de Berceo y República Argentina, y dar prioridad peatonal a la calle Sagasta.

Ahora, más que nunca, indicó Pablo Hermoso de Mendoza, es necesario replantear “con prudencia”, el espacio urbano para que “las actividades económicas –hostelería y comercio local­–, el deporte y el paseo puedan realizarse con seguridad.

Estas calles se reordenarán, según ha explicado el alcalde, “para que podamos ganar espacio público para el peatón y para las actividades económicas. Una vez analizada la situación que esta emergencia sanitaria trae consigo, estamos en la obligación de adoptar las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la distancia de seguridad que tiene por objeto evitar la propagación del virus y, además, adoptar las medidas provisionales que faciliten la recuperación de la actividad social y económica”.

Mientras se realizan todas estas actuaciones, y antes de la aprobación de la modificación del reglamento general, se reducirá de forma general la velocidad a 30 km/h en toda la ciudad para favorecer la convivencia con otros medios de movilidad en las fases de alivio del confinamiento, dar seguridad a las actuaciones provisionales que se van a realizar, seguir con bajos niveles de contaminación de aire y de ruido, y bajar el número de accidentes graves.

“Nuestro Equipo de Gobierno –argumentó el alcalde– tiene un modelo de ciudad que pasa por ganar espacio público para las personas, por favorecer la movilidad segura, sostenible y saludable. Nuestra intención es ganar espacio público para el disfrute de la ciudadanía”.