Mostrar menú secundario

Parque del Ebro

Logroño recuperó la margen derecha del Ebro en 1993, año en el que fue inaugurado este parque de 153.000 metros cuadrados de superficie. En él se pueden distinguir tres zonas:

        La zona inundable, de 70.000 metros cuadrados, es la más próxima al río y permanece cubierta por sus aguas durante buena parte del año.

        La zona no inundable, comienza en el puente de piedra y conecta con una escollera que la separa de la anterior zona y de la   que parte un paseo que llega hasta el final del parque, junto a General Urrutia. En sus 72.000 metros cuadrados se distribuyen grandes praderas de césped serpenteadas por caminos, un bar junto a un estanque y juegos infantiles y una chimenea sobre la que anidan las cigüeñas.

        El entorno de la iglesia de Santiago, enclavada en la Ruta Jacobea. Destaca un mirador al que se accede mediante unas grandes escalinatas y un juego de la oca alegórico a las diferentes etapas del Camino de Santiago.