Mostrar menú secundario

Sala Amós Salvador

Se construyó entre los S. XII y XIII y se reformó en el XVI. Destaca de su interior el retablo de Arnao de Bruselas(aprendiz de Damián Forment), que representa la vida de Cristo, con papel primordial para el Árbol de Jessé y la Asunción de la Virgen. También la Capilla de Nuestra Señora de la Antigua y el claustro. Dispone de capillas laterales privadas y coro. Pero más llamativa es la existencia de dos torres diferentes entre sí, una aguja y otra torre cuadrada, que le aportan una imagen reconocible. La aguja responde al deseo de Alfonso VII deque se remarcase el patronazgo regio por él impuesto, y es que esta torre parece ser una corona real, que en el interior está soportada por cuatro fuertes pilares. La torre cuadrada tiene la función de campanario.