Mostrar menú secundario

San Bartolomé

Se trata de una de las cuatro iglesias del Casco Antiguo logroñés y está situada entre las calles Rodríguez Paterna, La Cadena, Herrerías y la plaza y calle de San Bartolomé, a la que da nombre la misma iglesia. Se cree que su torre formó parte de la línea de defensa de la ciudad, dedicada a proteger una de las puertas de Logroño.

Fue edificada en el siglo XIII, época de la que procede su monumental portada y cuenta con elementos de otros siglos, principalmente en los cuerpos superiores de la torre, que son del siglo XVI.

El edificio es de tres naves con dos tramos -es más ancha la central- crucero alineado y tres ábsides.

Destaca en esta iglesia la portada gótica del siglo XIII, bajo arco apuntado y seis arquivoltas con molduras. En el tímpano aparece la figura de Cristo Redentor, en pie con sudario, flanqueado por las imagenes de la Vírgen y San Juan. También se pueden contemplar las figuras de los doce apóstoles conversando y coros de ángeles. Igualmente, parte de esta bella portada se dedica a la historia del apóstol San Bartolomé a quién está dedicada esta iglesia.

La torre es de base cuadrangular y consta de cuatro cuerpos de diferentes épocas. El cuerpo inferior está construido en sillería; el segundo en sillería y ladrillo; y sólo en ladrillo los dos últimos -datados en el siglo XVI- en los que se pueden apreciar claras influencias mudéjares.