Mostrar menú secundario

Viario

Accesos exteriores

Aunque dependen de otras administraciones (estatal o autonómica) y no del planeamiento general municipal, tienen una gran incidencia en el esquema de la ciudad. El elemento principal en relación con la ciudad es la carretera de Circunvalación, que recientemente ha sufrido una importante remodelación, prolongándose hacia el este y ganando en permeabilidad al separar en distintos niveles el tráfico de paso y carriles complementarios. Desde el Plan se propone una intervención en el viario de la orilla izquierda, variando el trazado de las carreteras de Laguardia y Mendavia y aumentando los pasos sobre el río. El Cuarto  puente, o de Sagasta, lo cruza a la altura de La Guillerma, y está previsto otro como prolongación de la calle San Millán.

Viario interno

La malla viaria de la ciudad, dado su proceso de crecimiento, es relativamente ordenada. Desde la fundación de la ciudad sus vías principales han seguido la orientación este-oeste, siendo muy escasas las que siguen la norte-sur. La formación de una ronda, uno de los objetivos del Plan de Alineaciones de 1958, se logró tardíamente con la secuencia Carmen Medrano – Duques de Nájera – Avenida de Lobete – Luis de Ulloa. Su cierre por el norte es parcial, al estar muy dificultado por el centro histórico y el tratamiento deseado de espacios libres vinculados al río. Las obras recientes en Circunvalación facilitan su utilización como conexión entre zonas.

Entre las mejoras planteadas en el Plan destaca la formación de nuevo viario norte – sur para aumentar la permeabilidad en esa dirección. Especialmente se carece de este tipo de vías en la zona oriental de la ciudad, por la barrera que suponen Circunvalación - polígono de Cascajos – ferrocarril y el deliberado criterio aislacionista con el que se diseñó Lobete. La nueva ordenación del mercado de los Pimientos en Lobete, las propuestas de soterramiento del ferrocarril y la previsión de pasos en Circunvalación inciden en este aspecto. En la zona occidental la calle Portillejo articula varias zonas habitadas nuevas, estando prevista su prolongación hasta el cuarto puente..

La continuidad de la ronda norte (Madre de Dios - San Gregorio – Norte - General Urrutia) mejorando la conexión peatonal del parque del Ebro con la ciudad fue objeto específico del plan director de urbanización para la zona de Valbuena, actualmente pendiente de ejecución.

También se ha hecho un esfuerzo en aumentar la conexión entre la ciudad y los barrios de La Estrella y Yagüe.

Viario peatonal y carril-bici

La configuración compacta de la ciudad y su carácter llano favorece su uso por el peatón y la bicicleta. Al margen de la utilización del viario convencional o los espacios libres, se ha intentado desde el Plan formar vías o trayectos específicamente peatonales o paar bicicletas. La primera operación de este tipo fue la formada por la plaza del Ayuntamiento – paseo de la Constitución – paseo de La Florida, que acerca la ciudad a los espacios libres del Ebro (a su vez un importante trayecto peatonal y de bicicletas en ambas orillas). La creación de nuevas rutas  que atraviesan el centro histórico para acceder al río y a las instalaciones deportivas de la orilla izquierda han sido un factor utilizado deliberadamente en la política de recuperación del casco antiguo. El eje principal del sector El Campillo es un trayecto que pude enlazar en el futuro con el paseo de la Florida.

Se han producido importantes operaciones de peatonalización de zonas (casco antiguo, primer ensanche) o calles aisladas.